Gobierno de Chile

Menú móvil
cabeceraInterior

Conducción segura

Esta es la información contenida en esta página:

Tips en la conducción

A continuación se presentan algunos consejos para disminuir el riesgo de accidentes en algunas situaciones comunes.

En intersecciones: La mayoría de las colisiones ocurren en intersecciones, donde el motociclista tenía la preferencia de paso y los otros conductores no respetaron las señales de tránsito (Ceda el Paso, PARE, etc.) o porque la motocicleta no fue vista a tiempo. En estos lugares:

  • Asegúrate de ser lo más visible posible para los otros usuarios de la vía, evitando los puntos ciegos.
  • Presta atención a los vehículos en los cruces no regulados, y ten precaución en caso de tener que frenar o realizar una acción evasiva.
  • Circula a velocidades adecuadas al acercarte a un cruce. Un conductor que venga de una vía lateral podría no cederle el paso a la motocicleta, si no la ve a tiempo y además va a alta velocidad.
  • Ten precaución con los vehículos que se aproximan y que podrían tener intenciones de realizar un viraje.
  • Antes de realizar un viraje, mira a la izquierda, luego a la derecha y nuevamente a la izquierda. Esto, para asegurarse que un vehículo no aparecerá en el último momento.

Además, muchas veces los conductores subestiman la aceleración que pueden alcanzar las motocicletas, no calculando correctamente la relación distancia-tiempo. Por esto, conduce siempre con precaución.

Al adelantar o sobrepasar: Adelantar no solo requiere la habilidad de juzgar velocidad y distancia, sino también un buen conocimiento de la aceleración de tu motocicleta. Al conducir una motocicleta, toma un tiempo aprender cómo reacciona ésta al acelerar y frenar en distintas marchas; esto es importante antes de realizar una maniobra de adelantamiento.

No adelantes ni sobrepases al acercarte a: curvas, intersecciones, pasos peatonales, vías con resaltos o zonas donde se prohíbe el adelantamiento.

Si estás sobrepasando cuando el tránsito está detenido, hazlo con cuidado. Los vehículos detenidos pueden reducir tu visión, maniobrabilidad y tiempo de reacción. Por otra parte, algunos conductores podrían no percatarse de tu maniobra y moverse por delante o abrir una puerta.

  • Mantente lo más visible posible para los otros conductores.
  • Algunos conductores podrían no verte, por lo que estate atento a sus acciones.
  • No adelantes antes de cruces o donde puedan aparecer vehículos desde accesos privados.
  • Ten precaución con los vehículos que se aproximan y que podrían tener intenciones de realizar un viraje.

Mantén un perímetro de seguridad con relación al vehículo al que estás adelantando o sobrepasando.
tips-conduccion-01

Antes de adelantar o sobrepasar, presta atención a los cruces/intersecciones especialmente en zonas rurales.
tips-conduccion-02

Antes de adelantar a un vehículo, asegúrate que éste no va a realizar un viraje.
tips-conduccion-03

En curvas: Los accidentes ocurren generalmente porque el motociclista se acerca a la curva con una alta velocidad y/o no calcula correctamente el radio de la curva.

  • Asegúrate que la velocidad sea adecuada antes de tomar la curva, sin perder el control. Considera el estado de la superficie de la vía.
  • Posiciónate para obtener la mejor visibilidad posible hacia el frente.
  • Anticipa los riesgos que podrían ocultar las curvas, y asegúrate de poder detenerte a tiempo para poder evitarlos.
  • Selecciona la marcha adecuada al entrar a la curva.

Recuerda, cuanto mayor es la inclinación sobre la motocicleta, mayor es la probabilidad de que las ruedas pierdan tracción cuando los frenos son aplicados. Al reducir la velocidad antes de entrar a una curva, podrías evitar una situación de riesgo.

Se recomienda que al tomar una curva se realice por el lado exterior de la misma. De esta manera se facilitará seguir el radio de la curva a medida que se transita sobre ella.

Al salir de la curva, se recomienda terminar sobre el lado interior de la misma. Así, obtendrás una velocidad y control adecuados.

Algo importante que debes considerar: mantente alejado del área donde los vehículos puedan traspasar el eje de la calzada.

Tomar curvas de esta manera te frenará un poco al comienzo, pero te permitirá acelerar mucho antes, cuando tengas la visión despejada.

En curvas donde no cuentes con buena visibilidad, reduce la velocidad y mantente en el centro de la pista hasta que veas que el camino esté libre de tránsito. 
tips-conduccion-04

En las curvas, disminuye la velocidad y mantente en el exterior de pista hasta que la pista esté libre de tránsito.
tips-conduccion-05

Muchos motociclistas intentan enderezar la motocicleta durante la curva, lo que puede resultar en que el vehículo se dirija al exterior de la curva pudiendo causar un accidente.

Si tomas la curva con demasiada anticipación, corres el riesgo de tener una colisión o un accidente al finalizar la curva.
tips-conduccion-06

Si finalizas la curva sin tomar correctamente el exterior de la misma, puede resultar en una colisión.
tips-conduccion-07

Frenar: Las motocicletas poseen dos frenos. El freno delantero (para detención) y el freno trasero (para estabilidad). Se necesitan ambos para frenar de forma segura. El freno delantero es el más potente de los dos.

Una forma segura de realizar el frenado, es en dos etapas:

  1. Poniendo una ligera presión sobre las dos palancas de freno, y realizar una pausa (puesta en marcha de los frenos).
  2. Comenzar a aumentar gradualmente la presión sobre los frenos.

El frenado en dos etapas mejora la efectividad de los frenos, reduce la probabilidad de deslizamiento y proporciona un mejor control. Al soltar los frenos, realízalo suavemente para mantener la estabilidad de la motocicleta.

Una presión excesiva o brusca sobre los frenos, puede causar deslizamiento y pérdida de control de la motocicleta, especialmente sobre vías mojadas o con gravilla. Si la rueda delantera se bloquea al frenar y comienza a derrapar, suelta el freno delantero permitiéndole a la rueda girar y luego vuelve a frenar suavemente.

  • Usa ambos frenos cada vez que disminuyas la velocidad o te detengas.
  • Deberías frenar antes de entrar a una curva, y no en la curva misma.
  • Si debes frenar en una curva, usa ambos frenos suavemente. Aplicar solo el freno delantero en una curva puede resultar en que la motocicleta tienda a enderezarse, no dejando realizar el giro, y te saque al exterior de la curva.
  • En una superficie resbaladiza, disminuye la velocidad y asegúrate que la motocicleta esté en posición vertical. Usa ambos frenos suavemente.
  • En un lugar tranquilo, practica aplicar ambos frenos sin bloquear las ruedas. Relaja los brazos y recuerda mirar hacia dónde quieres ir.

En general, recuerda conducir con precaución y a la defensiva. Los motociclistas son usuarios vulnerables de las vías, y cualquier tipo de accidente podría provocar lesiones más graves que a otros conductores.

Conducción con acompañante

La cantidad de personas que puede ir en una motocicleta no debe exceder la que especifique su fabricante. Recuerda además que tu acompañante debe ir sentado siempre a horcajadas.

Si tu acompañante no tiene costumbre de andar en motocicleta, enséñale lo que debe hacer antes de ponerse en marcha:

  • Ir sentado a horcajadas, manteniendo las rodillas apretadas al bastidor.
  • Afirmarse en la motocicleta y no en el cuerpo del piloto, ya que esto le resta maniobrabilidad a quien conduce.
  • Mantener siempre los pies en los apoyapiés laterales.
  • Si vas a viajar con un niño, se recomienda que éste tenga una altura mínima que le permite alcanzar los apoyapiés laterales.

Tanto conductor como acompañante deben usar casco protector.

Ejemplo de conducción con acompañante

moto-pasajero

Caídas

Al conducir una motocicleta, debes saber cómo actuar ante una posible o inminente caída:

  • Cuando la caída es inevitable, el mejor consejo es soltar la motocicleta; estar enredado con ella en la caída puede traer como consecuencia quemaduras con partes calientes de la motocicleta o golpes contra ésta.
  • Mantén el cuerpo lo menos rígido posible, sin tratar de apoyarte con brazos o piernas.
  • No trates de levantarte hasta haberte detenido completamente.
  • Cuando el choque con un obstáculo (piedra, etc.) es inevitable, frena fuertemente hasta instantes antes del choque, lue­go libera los frenos. Esto descargará el tren delantero, haciendo más fácil pasar por sobre el estorbo. Trata de mantener la dirección derecha y levantarte inmediatamente para absorber el golpe en el tren trasero.
Convivencia

Para tener una sana convivencia con los usuarios de las vías (peatones, ciclistas y automovilistas entre otros), considera lo siguiente:

  • Respeta siempre las normas y señales de tránsito. Debes conocer el significado de éstas.
  • Mantén siempre una adecuada distancia de seguridad con el vehículo que te precede.
  • No confíes en que los demás conductores van a respetar las normas de tránsito o en que se hayan dado cuenta de tu presencia. Conduce a la defensiva.
  • Mantén una velocidad segura, que te permita reaccionar a tiempo ante cualquier situación imprevista. Tu prisa no puede ser ni debe poner en riesgo tu vida ni la de los demás.
  • Asegúrate de ser visto por los demás usuarios de la vía.
  • Sé considerado y amable con los demás usuarios de la vía. No circules por ciclovías ni veredas.

Recuerda que la prevención será siempre tu principal defensa.

Condiciones climáticas adversas

Las condiciones climáticas adversas como la lluvia, nieve o presencia de hielo en la calzada, aumentan el riesgo de des­lizamiento por la menor adherencia al pavimento. Ello hace necesario que extremes precauciones al conducir, lo que significa:

  • Más espacio con respecto al vehículo que te antecede.
  • Velocidad reducida.
  • Frenadas y aceleraciones más suaves.
  • Menor brusquedad en general en la conducción.

La lluvia

En días de lluvia, es indispensable el control de presión del aire en los neumáticos.

Medidas a adoptar:

  • Con la lluvia, además de disminuir la adherencia al pavimento, disminuye también tu visibilidad sobre la vía, por lo que deberás disminuir la velocidad y aumentar la distancia respecto del vehículo de adelante, de manera de poder reaccionar oportuna­mente ante un imprevisto. Ten en cuenta que la visibilidad del resto de los conductores también se ve afectada.
  • Si la visera del casco resulta mojada, pierde visibilidad, resulta conveniente limpiar el casco con la mano solo en el caso de que tanto el guante como la visera estén limpios (sin barro, polvo, etc). Si el casco está sucio sólo se agravará el problema.
  • Si tu casco no cuenta con sistema antivaho, lleva la visera semiabierta para que no se empañe.
  • Si el agua te moja, el frío te dejará entumecido y afectará tu concentración. Es recomendable llevar una ves­timenta apropiada para lluvia.
  • Ten cuidado en las curvas. No inclines tu cuerpo en exceso.
  • Evita circular sobre marcas viales y ten cuidado con los adoquines y otros elementos deslizantes que pueda haber en la calzada.

La nieve

Cuando caen los primeros copos de nieve sucede lo mismo que con la lluvia, es decir, el pavimento se torna altamente deslizante. La nieve reduce también la visibilidad.

Medidas a adoptar:

  • Siempre que sea posible evita circular sobre nieve.
  • Conduce con suavidad, sin movimientos bruscos ni cambios de marcha repentinos.
  • Como regla principal, hay que mantener mucha precaución, estar preparado para apoyar un pie sobre el pavimento para corregir derrapes de rueda y, mantener una velocidad muy baja, en la marcha más alta posible.
  • Cuando ha nevado sobre nieve existente, es muy probable que existan placas de hielo bajo la nieve suelta recién caída. En esta situación, si las ruedas de tu motocicleta quedan en contacto con placas de hielo, la caída es muy probable.
  • El hielo es algo que se debe prever, y las medidas deben tomarse antes de que aparezca. Hay zonas propensas al hielo, como los lugares sombríos y húmedos, los badenes, los puentes y lugares próximos a corrientes de agua, etc.
  • En caso de hielo, las precauciones deben ser las mismas que para la nieve, pero acentuadas.

El viento

Cuando el viento sopla de frente o por detrás, por lo general no implica riesgo, solo una resistencia al avance –mayor consumo de combustible– o una ayuda a la velocidad –menos consumo de combustible-, según sea el caso.

Medidas a adoptar en caso de viento lateral:

  • Se debe estar muy atento, sujetando el manillar con firmeza, pero sin rigidez, y desplazando tu peso en el sentido contrario de la dirección del viento, hasta llegar al punto en que se pueda mantener la dirección de trayectoria deseada.
  • Es conveniente en esta situación mantener una velocidad de circulación moderada.
  • Debes tener especial cuidado cuando adelantas a vehículos pesados, sobre todo al acceder y al salir de “la sombra” de viento que te proporcionará dicho vehículo durante la maniobra. En estas situaciones tanto el cese de la fuerza del viento, tapada por el vehículo que estás adelantando, como la fuerza del viento nuevamente sobre ti, una vez finalizada la maniobra, podrán desestabilizar tu motocicleta.
  • Si enfrentas ráfagas bruscas con direcciones variables, se pondrán a prueba tus reflejos para contrarrestar las fuerzas sobre tu motocicleta.
  • Si el viento es demasiado fuerte y/o está acompañado de lluvia u otras condiciones adversas, lo mejor es detener el viaje hasta que mejoren las condiciones.

La niebla

En caso de niebla, además de verse afectada la visibilidad al conducir, es frecuente que haga frío y que el pavimento se encuentre mojado. Las ruedas pierden adherencia con el pavimento y tu visera se empañará con facilidad, dificultando aún más tu visión.

Medidas a adoptar:

  • Deja una abertura pequeña en la visera para evitar que se empañe.
  • Observa las líneas de demarcación del pavimento, ya que serán una buena referencia.
  • Usa la luz antiniebla si la tienes. Las luces bajas, cuyo uso es obligatorio, se reflejan menos en la niebla permitiendo mejor visión nocturna.
  • Sólo adelanta a otro vehículo si es absolutamente necesario y asegurándote de que puede hacerse con un margen de se­guridad suficiente.
  • Cuando la niebla se junta con polvo o humo, los efectos negativos se multiplican, debiendo extremar aún más las precau­ciones. En lo posible evita conducir motos en estas condiciones.
  • En caso de nubes de polvo o humo también hay que tomar precauciones por la falta de visibilidad y los efectos que se pueden producir sobre los ojos y la respiración.
Sistema antibloqueo de frenos ABS

Los sistemas antibloqueo de frenos hacen la conducción más segura.
Aunque los principios básicos del ABS, prevenir el bloqueo de las ruedas y el patinaje, son esencialmente los mismos para todos los tipos de vehículos, el frenado es mucho más complejo para los motociclistas que para los conductores de otros vehículos.
Frenar en una motocicleta no es tan simple como frenar en un automóvil. La mayoría de las motocicletas tiene frenos independientes para las ruedas delanteras y traseras, y cualquiera de ellas puede bloquearse durante una frenada fuerte. En un automóvil, una rueda bloqueada puede resultar en un patinazo. En una motocicleta, a menudo significa una caída seria.
Con ABS, los conductores pueden frenar completamente sin temor a bloquear las ruedas. El sistema automáticamente reduce la presión de los frenos cuando un bloqueo está próximo a suceder y se incrementa nuevamente cuando la tracción se reestablece, garantizando la estabilidad de la motocicleta.

Las motocicletas con ABS reducen en un 31% el riesgo de accidentes fatales frente a motocicletas sin ABS.

¿Cómo funciona el ABS?
En una motocicleta equipada con un sistema antibloqueo de frenos, la unidad de control ABS monitorea continuamente la velocidad de las ruedas utilizando sensores. Si una rueda amenaza con bloquearse durante un frenado fuerte o en una vía resbaladiza, el sistema antibloqueo de frenos regula la presión de frenado de forma selectiva, garantizando así un frenado óptimo. De este modo, se mantiene la estabilidad en la conducción y la maniobrabilidad de la motocicleta. Esto reduce significativamente el riesgo de una caída inducida por los frenos, y suele acortar la distancia de frenado.
Dependiendo del modelo, los motociclistas pueden reconocer que el ABS está funcionando a través de una leve vibración en las palancas de freno de mano y pie.

Video demostrativo

Síguenos a través de redes sociales: