Gobierno de Chile

Menú móvil
cabeceraInterior

Preguntas y respuestas de relacionadas con velocidad


¿Por qué hay calles con límites de velocidad máxima distintos a los indicados?

En casos excepcionales, por razones fundadas y previo estudio elaborado de acuerdo a los criterios contemplados en el Manual de Señalización de Tránsito, los límites de velocidad pueden ser modificados para una determinada vía o parte de ésta.

¿Cuántos accidentes causa la velocidad?

De acuerdo a los datos observados del año 2014 , el 8,8% de los accidentes de tránsito tienen como causa principal la velocidad imprudente o pérdida de control del vehículo.
En cuanto a las víctimas fatales, el porcentaje aumenta a un 26,7% de fallecidos por las causas mencionadas.
Luego, si todos viajáramos a la velocidad adecuada, se evitaría una cuarta parte de los fallecidos por accidentes de tránsito (en el caso del 2014, se hubieran salvado 435 vidas).

¿Qué es la velocidad excesiva, velocidad inadecuada, exceso de velocidad y velocidad segura?

Velocidad excesiva: Aquella por encima del límite de velocidad establecido.
Velocidad inadecuada: Aquella que es demasiado alta para las condiciones imperantes, pero dentro del límite de velocidad (por ejemplo en situaciones de lluvia, hielo, mal estado de la vía, etc).
Exceso de velocidad: Engloba velocidad excesiva e inadecuada.
Velocidad segura: Es aquella que está dentro de los límites establecidos y que permite al conductor detener el vehículo ante un obstáculo que se presente, teniendo en consideración las condiciones físicas y psíquicas, características y estado de la vía, vehículo, carga, meteorología, circulación y cuantas circunstancias ocurran.
Por último, la ley de Tránsito obliga a conducir a una velocidad razonable y prudente, de acuerdo a las condiciones existentes. Esta velocidad debe permitir el control del vehículo en cualquier estado y circunstancia.

Con más velocidad, ¿necesito más distancia para detenerme?

Sí. La distancia de detención se compone de la distancia de reacción más la distancia de frenado.
La distancia de reacción es la que se recorre hasta que el conductor se da cuenta que debe frenar (este tiempo de reacción es en promedio 1 segundo, y es lo que avanza el vehículo a igual velocidad).
La distancia de frenado es la que el sistema de frenos necesita para detener el vehículo totalmente.
A continuación se presenta un ejemplo de un niño que aparece sorpresivamente a 36 metros, con distancias de detención para distintas velocidades:

Figura 1: Distancias de detención a diferentes velocidades (incluyendo tiempo de reacción de 1 segundo)

distancia-detencion

Fuente: Adaptado de ATSB (Oficina Australiana de Seguridad en el Transporte).

Para este ejemplo, lo más probable es que el conductor mate al niño viajando a 70 km/h o más, viajando a 60 km/h lo dejaría herido, y viajando a 50 km/h evitaría el atropello.

¿Hay más riesgo de morir si aumenta la velocidad?

Sí. A mayor velocidad del vehículo, mayor energía cinética se debe disipar y hay mayor riesgo de lesión grave o mortal. Un estudio del Departamento de Transportes del Reino Unido (2009) con accidentes reales (con víctimas con cinturón de seguridad), halló que en un choque frontal a 48 km/h existe un 3% de posibilidades de morir; 19% a 64 km/h; 65%, a 80 km/h y un 92% a 96 km/h.
Así, al duplicar la velocidad, la probabilidad de morir en choque frontal se multiplica por 30.

¿El tiempo de reacción del conductor es siempre el mismo?

No. Depende de si está atento, cansado, bajo la influencia del alcohol, drogas o estupefacientes, etc.
Un conductor atento reacciona, en promedio, en 1 segundo; uno cansado, en 2; y otro distraído o bajo la influencia del alcohol puede no reaccionar.
A 90 km/h un conductor atento recorre 25 metros antes de frenar, y cansado, el doble (50). Distraído por sintonizar la radio a 120 km/h se recorren 200 metros (6 segundos) sin ‘mirar’ la vía; al marcar en el teléfono celular, 432 metros (13 segundos) y al manipular el GPS, 500 metros (15 segundos). Como en igual tiempo a mayor velocidad se recorren más metros (en 1 segundo a 50 km/h se recorren 14 metros y a 90 km/h, 25 metros), esto aumenta la distancia de detención.

¿Tienen que ver velocidad y distancia de seguridad, y cuál es la correcta?

Sí. Para establecer la distancia de seguridad, deje 3 segundos desde que el vehículo que le precede pase por una referencia.
La distancia de seguridad es la que, al circular, debe guardar con el vehículo precedente para que ante cualquier incidencia, pueda detener el vehículo sin peligro de alcanzar a nadie.
El tiempo de reacción en general es de 1 segundo (si se va atento a las condiciones del tránsito), y la distancia a recorrer depende directamente de la velocidad a la que se circula. Luego, a mayor velocidad, mayor debe ser la distancia de seguridad.
Para calcular la distancia de seguridad, se aconseja que transcurran 3 segundos desde que el vehículo que nos precede pase por un punto hasta que pasemos nosotros. Como ese tiempo ‘incluye’ la velocidad a la que viajamos, en realidad dejamos una distancia. Y es más fácil de calcular.

Figura 2: Ejemplo de distancia de seguridad
distancia-adelantamiento
Fuente: DGT

¿Es más probable la muerte de un peatón atropellado si aumenta la velocidad?

Sí. Diversos estudios han demostrado que la probabilidad de que un peatón muera en un accidente de tránsito aumenta con la velocidad del vehículo (ver Figura 3). Se comprobó que un 90% de los peatones involucrados en un accidente de tránsito sobreviven al ser atropellados por un vehículo viajando a 30 km/h; solo un 20% sobrevive cuando el vehículo viaja a 50 km/h.
En el caso chileno, las vías urbanas permiten viajar a 60 km/h, lo que deja una probabilidad de sobrevivencia para el peatón menor al 10%.
Figura 3: Probabilidad de muerte para un peatón al chocar con un vehículo
probabilidad-muerte
Fuente: Interdisciplinary Working Group for Accident Mechanics (1986); Walz et al. (1983) and Swedish Ministry of Transport (2002).

¿Es útil limitar la velocidad?

Sí. Es decisivo para la seguridad vial.
La limitación es el medio de gestión de la velocidad más importante. Una limitación que influya en la velocidad real de circulación, influye decisivamente en la seguridad.
Disminuir la velocidad de circulación de vehículos reduce la frecuencia y magnitud de los accidentes, especialmente los que involucran peatones.
De acuerdo a estudios de la OECD, la velocidad excesiva e inadecuada es el principal problema de seguridad vial para muchos países. Contribuye a un tercio de los accidentes fatales y es un elemento agravante en todos los accidentes .

¿Si se reduce la velocidad de circulación baja el número de accidentes mortales?

Sí. En términos generales, una reducción de 1 km/h en las velocidades promedio lleva a una reducción de 2-3% en accidentes con lesionados . Además, se ha demostrado que en las vías urbanas las reducciones de accidentes por disminución de velocidad han sido mayores que en carreteras y autopistas.
Aun cuando la velocidad no sea la causa principal de un accidente, ésta si aumenta la gravedad de las lesiones. Nilsson realizó un estudio el cual relaciona los accidentes con heridos graves, accidentes fatales y velocidad, y lo expresó en el denominado “Power Model”. La probabilidad de causar un traumatismo a raíz de un accidente es pro¬porcional al valor de la velocidad al cuadrado; la probabilidad de causar un traumatismo grave es proporcional a la velocidad al cubo; y la proba¬bilidad causar la muerte es proporcional a la velocidad a la cuarta potencia .
De acuerdo al modelo, una disminución de 5% en la velocidad media, disminuye aproximadamente 10% los accidentes con lesionados y un 20% los accidentes fatales.

Figura 4: Relación entre cambios de la velocidad media y los accidentes
velocidad-accidentes
Fuente: Nilsson (2004)

¿Y un accidente a 90 km/h es como caer desde lo alto de un edificio?

Sí, la fuerza sufrida es la misma. En un accidente, la fuerza del golpe ‘equivale’ a la caída desde un edificio.
A mayor velocidad se aumentan los riesgos de lesiones graves y muerte en caso de accidente. Un choque frontal a 30 km/h produce un impacto sobre los pasajeros del vehículo, equivalente a la caída desde un 2° piso; un accidente similar a 70km/h es tan violento como caer desde un 7° piso.

Figura 5: Equivalencia de choque frontal de un vehículo con la caída desde un edificio
equivalencia-choque-caida

¿Tuvo algún efecto en los accidentes el aumento al límite de velocidad máxima urbana realizado en la década pasada?

Sí. El año 2002 se modificó la Ley de Tránsito, subiendo el límite de velocidad máxima urbana de 50 a 60 km/h. De acuerdo a las estadísticas, el año siguiente (2003) los accidentes de tránsito en zonas urbanas, cuya causa puede ser atribuible a velocidad excesiva aumentaron en un 29%; del mismo modo, los fallecidos aumentaron en un 25%.

¿Disminuirán las velocidades promedio de circulación si se disminuye el límite de velocidad máxima?

Estudios indican que una reducción de 10 km/h en el límite de velocidad, lleva a una disminución de sólo 2,5 km/h en las velocidades medias.

Síguenos a través de redes sociales: