Gobierno de Chile

Menú móvil
cabeceraInterior
pere1
10 de Agosto de 2017

Pere Navarro, Ex Director DGTes: “No hay mejor inversión estatal que ahorrar sufrimiento a las familias víctimas de accidentes de tráfico”

“La noticia en Europa es: aún existe un país en el mundo (Chile) que tiene 60 km/h de velocidad urbana en las ciudades”, comentó irónico el ex director de la Dirección General de Tráfico de España, Pere Navarro, en medio de su presentación internacional sobre reducción de siniestros viales en España y las medidas dispuestas para alcanzar dicho objetivo.

En 10 años, el ingeniero junto al equipo de la DGT logró disminuir en un 70% las cifras de mortalidad en el tránsito con una receta clara y simple: Establecer la licencia por puntos para “sacar de circulación” a los malos conductores y gestionar un férreo control de la velocidad excesiva con radares y tecnología.

Con el empoderamiento otorgado por el Ministerio del Interior y Seguridad Pública Español, la institución logró consolidar su liderazgo en base al trabajo sistemático, a la gestión de recursos a los ayuntamientos (municipios) para triplicar la dotación de policías de tránsito, a la coordinación del Estado con el mundo privado, y a entregar buena información para educar a los usuarios de las vías.

Así, el número de fallecidos por millón de vehículos pasó de 160 en 2003 a 70 en 2008. De hecho, en la comparativa europea, España es el cuarto país que más ha contribuido a reducir las víctimas mortales en sus carreteras, progreso por el que ha recibido el premio PIN a la Seguridad Vial 2009, concedido por la European Transport Safety Council.

pere3

“La receta es simple: usar casco cuando se conduce una motocicleta, controlar la velocidad, usar cinturón de seguridad en todos los asientos, fiscalizar alcohol y drogas en los conductores y reeducar a los malos elementos al volante. Todo esto acompañado de la licencia por puntos y la operación de radares para fiscalizar excesos de velocidad logró que salváramos muchas vidas en España”, enfatizó Navarro.

El asesor del banco mundial fue tajante: “Les traigo una buena noticia: sí se pueden reducir las muertes en el tránsito” dijo a la audiencia y complementó:”no hay mejor inversión estatal que ahorrar sufrimiento a las familias víctimas de accidentes de tráfico, por eso es fundamental trabajar de la mano con las agrupaciones de víctimas y poner en coordinación a todos los ministerios que tienen relación con este tema que mata a millones de personas en el mundo cada año”, concluyó.

En el marco de la Conferencia Internacional Summit 2017 sobre los desafíos de seguridad vial en nuestro país – evento organizado por la Mutual de Seguridad de la Cámara Chilena de la Construcción, el experto español mantuvo reuniones con las autoridades chilenas y participó activamente de la discusión junto a la Ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Paola Tapia; al Subsecretario de Transportes Carlos Melo y a la Secretaria Ejecutiva de CONASET; Gabriela Rosende.

La profesional de CONASET moderó el panel “El desafío de una política nacional de seguridad vial” junto al académico y representante de la Asociación Chilena de Carreteras, Tomás Echaveguren; al director de Bicipaseos, Pablo Arriagada y a Daniel Hurtado, del Consejo de Políticas de Infraestructura.

En su exposición, la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Paola Tapia fue enfática: “quiero hacer un llamado a sacar la voz y tomar conciencia de la importancia que tiene la seguridad vial. Como país hemos avanzado, pero creemos que aún quedan cosas por hacer, es por eso que hemos decido actualizar la política nacional de seguridad de tránsito. En esta línea hemos impulsado una serie de medidas como el proyecto de convivencia de modos, un proyecto que esperamos sea aprobado pronto por nuestro congreso, porque iniciativas como estas nos permitirán salvar vidas”, destacó la autoridad.

“El proyecto busca mejorar la convivencia vial de los diferentes modos de transportes que circulan en la ciudad, entregando una condición de igualdad entre peatones, ciclistas y conductores. Por esto, la iniciativa aborda aspectos relacionados con estándares de infraestructura, educación vial y velocidad”, complementó el subsecretario Melo.

Una de las prioridades del Ministerio de Transportes es poder sacar adelante esta iniciativa y sobre todo aprobar la reducción de velocidad, puesto que la mayoría de los países de la OECD tienen límites de velocidad menores a 60 km por hora. Se estima además que la velocidad es un factor decisivo en al menos un 60% de los accidentes viales en Chile.

Melo hizo un llamado a concientizar a la ciudadanía destacando que la fuerza de una colisión aumenta exponencialmente con la velocidad del vehículo, por lo que un pequeño cambio en la velocidad produce un gran efecto en la probabilidad de sobrevivir o sufrir lesiones grave. Por lo mismo,  pasar de 60 a 50 km/h significa duplicar la probabilidad de supervivencia del peatón, pasando de menos del 10 a un 20%.

Otro aspecto importante que señaló el Subsecretario Melo en su presentación, es que reducir la velocidad máxima tiene un bajo impacto en la velocidad promedio de los viajes lo que no afecta a la congestión. Además recordó que en el año 2002 cuando se decidió aumentar la velocidad máxima de 50 a 60 km/h crecieron en un 29% los accidentes y un 25% los fallecidos en un año.

Síguenos a través de redes sociales: