Gobierno de Chile

Menú móvil
cabeceraInterior
workshop_PNST
3 de Julio de 2017

Llaman a aprobar PL que reduce velocidad de 60 a 50 km/h

  • Petición se realizó en el marco de workshop para el desarrollo de la Nueva Política Nacional de Seguridad de Tránsito.
  • La instancia contó con la participación de ex Secretarios Ejecutivos de Conaset, expertos en seguridad vial del mundo público y privado, además de agrupaciones de familiares de víctimas de accidentes de tránsito.

 

Santiago.- En el marco del desarrollo del workshop para el desarrollo de la Nueva Política Nacional de Seguridad de Tránsito, actores relevantes en la materia, llamaron al Congreso a aprobar el proyecto de Ley de Convivencia de Modos que -entre otros puntos- busca reducir la velocidad máxima en zonas urbanas de 60 a 50 kms./hora.

La instancia -encabezada por la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Paola Tapia, en conjunto con la Secretaria Ejecutiva de Conaset, Gabriela Rosende- tuvo una metodología de trabajo participativa para determinar la visión y los principios de la nueva Politica de Seguridad Vial.

Al respecto, la ministra Tapia destacó que “con este workshop hemos iniciado el trabajo para la formulación de la nueva Política Nacional de Seguridad de Tránsito, respondiendo a una visión que pondrá especial énfasis en los usuarios más vulnerables de las calles y carreteras”.

Además, la jefa de la cartera agregó que “esta  política permitirá que todas las medidas y acciones de seguridad vial se ejecuten en el marco de un plan general, que entregue un sentido de Estado a estas acciones, con el objetivo de no tomar medidas aisladas”.

La Secretaria Ejecutiva de Conaset, Gabriela Rosende, advirtió que “el trabajo con los distintos ministerios, los profesionales y expertos en la materia y la participación de la sociedad civil, enriquecerá la gestión de la seguridad vial y entregará nuevas miradas con un solo objetivo: salvar vidas en el tránsito”.

Para el ex Secretario Ejecutivo de CONASET, Emilio Oñate “es imprescindible fortalecer la institucionalidad pública de la seguridad vial en Chile. Debemos apoyar con mucha fuerza la iniciativa que está en el Congreso sobre la adecuada regulación de los límites de velocidad en zonas urbanas. Nuestro país tiene que estar a la altura de la experiencia de los países más desarrollados en esta materia y regular adecuadamente los límites de velocidad”.

Opinión compartida por Automóvil Club de Chile, donde su gerente de asuntos públicos, Alberto Escobar, afirmó que “nuestra ciudad es muy rápida. Los autos andan a muy alta velocidad, por lo tanto tenemos que hacer especial énfasis en controlar este límite en zonas urbanas o carreteras para evitar la mortalidad a la que -lamentablemente- nos estamos acostumbrando”.

En tanto, el Presidente de la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones del Senado, Juan Pablo Letelier, destacó la necesidad de “generar una convivencia con los diferentes modos de transporte, entendiendo que el interés individual de desplazarse se hace en un contexto donde otras hay otras personas y otros medios de transporte. Es por esto que quiero saludar este tremendo esfuerzo que hace el ministerio por fijar una nueva Política Nacional de Seguridad de Tránsito”.

“Se pueden hacer muchas cosas desde el punto de vista de gestión de tránsito, para en definitiva salvar vidas. En Carabineros de Chile pensamos que tenemos un rol muy importante que cumplir y efectivamente estamos presentes en la prevención de accidentes, en la divulgación, fiscalizando. Estamos seguros de que nos irá muy bien con esta iniciativa y podremos así salvar vidas”, agregó el General Jorge Garrido, Jefe Zona Tránsito y Carreteras de Carabineros.

Durante los próximos meses, el trabajo continuará con diálogos de norte a sur y mesas de trabajo, proceso que culminará a fin de año con un documento que reunirá la nueva visión y los principios de la Política Nacional de Seguridad de Tránsito.

Cabe destacar que esta actualización buscará transformar a Chile en un país sin fallecidos, ni heridos graves en accidentes de tránsito. Para ello, la nueva política se alineará con las recomendaciones de las Naciones Unidas, enfocando las actividades en cinco pilares de seguridad, que comprenden exigencias para vehículos, definiciones para la infraestructura y los tipos de movilidad, medidas para los usuarios de vías de tránsito, además de la gestión vial y la respuesta tras los siniestros.

Síguenos a través de redes sociales: